Buses de El Poblado ya llevan portabicicletas

Buses de El Poblado ya llevan portabicicletas

José Vasco usó ayer por primera vez el portabicicletas y le pareció un excelente servicio. FOTO edwin bustamante.

En Medellín se realizan, cada día, 57.000 viajes en bicicleta, según estudios del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y las políticas públicas están orientadas a que esta cifra crezca en 10% este año.

Para ello es fundamental la contribución del sector privado, con planes que incentiven el uso de este medio de transporte, como acaba de hacer Autobuses El Poblado Laureles.

En su plan de reposición, la empresa incluyó portabicicletas en la parte externa de seis vehículos, que facilitan la movilización en zonas difíciles para los ciclistas.

Andrés Felipe Sánchez, coordinador de ruta, cuenta que hace dos meses inició el servicio y la empresa espera que la comunidad haga un uso masivo del mismo.

“Hemos renovado la flota con 40 buses nuevos, seis de ellos tienen instalado el portabicicletas externo, pero la mayoría tienen espacio en el interior para llevar los aparatos, ya sean ciclas plegables o tradicionales”, señaló Sánchez.

En los buses nuevos de las rutas de El Poblado se eliminó la banca trasera, con el fin de dejar el espacio libre para transportar usuarios en sillas de ruedas y que pueden compartir espacio con las bicicletas plegables. Cuando no hay viajeros con sillas, se transportan las ciclas tradicionales.

Ventajas notorias

En El Poblado, aunque los habitantes utilizan más el automóvil particular, laboran ciudadanos de otros sectores de la ciudad, empleados y obreros, muchos de los cuales usan el transporte público o llegan en bicicleta y les es de gran utilidad este servicio.

Por eso ya hay usuarios cautivos que hacen uso frecuente del servicio, como John Marín, de 31 años y residente en Castilla, empleado de un local en San Lucas y que parte de su viaje cotidiano en cicla lo hace en estos buses.

“Yo vengo hasta el Campestre (club social) y ahí cojo el bus. Es muy cómodo y me ahorra tiempo”, señala.

Andrés Velásquez, conductor del bus número 5656, que lleva el portabicicletas, es consciente de que no puede negarse a prestar el servicio, pues podría ser sancionado.

“De todas maneras no lo hago por eso, sino porque estoy prestando un servicio y es algo muy sencillo”, dijo.

La operación de montar la bici en la aditamento no tarda más de quince segundos. El conductor se baja y ayuda al usuario para que la cicla quede bien ajustada

En sus redes sociales, Carlos Cadena, coordinador académico de Urbam (programa de la universidad Eafit que trabaja proyectos de urbanismo y sostenibilidad), celebró el hecho como un acontecimiento de impacto para un sector que soporta gran flujo vehicular.

“El barrio más adicto al carro en el país ya empieza a tener buses con portadores de bicicleta”, dijo Cadena.

Añadió que el portabicicletas es una idea que propuso y defendió muchos años, pero que solo fue acogida por Bellanita Group, que desde 2015 opera buses con este aditamento, aunque entonces no estaba regulado.

Incertidumbre jurídica

Andrés Vanegas, gerente de Bellanita Group, que presta servicio entre Bello y Medellín, recalca que a raíz de algunas multas que recibieron sus buses antes de la Ley 1811 -sancionada hace nueve meses-, en 2016 se vio obligado a suspender el servicio, pero este año lo reanudó, ya que hoy cuenta con seguridad jurídica.

“No contamos cuánta gente lo usa, pero si una sola persona lo hace, para nosotros es significativo”, señaló Vanegas. Ni en su empresa ni en la de El Poblado hay costo adicional por llevar usuarios con su bici.

Ejemplos a seguir

El gerente de Movilidad Humana de la Secretaría de Movilidad de Medellín, Juan Camilo Gómez, aclaró que sanciones como las impuestas a Bellanita en Medellín por llevar portabicicletas hoy no pueden darse, pues violarían la normativa nacional.

“Ese castigo fue en enero de 2016, no existía la Ley 1811, que fue sancionada en octubre (del año pasado) y que en su articulado precisa que los automóviles que acondicionen portabicicletas no pueden ser sancionados ni inmovilizados”, subrayó.

Se espera que otras empresas acojan el ejemplo.

“En el pasado tuvimos dos programas pilotos: uno en la zona nororiental y otro en el occidente; el del nororiente no fue viable porque en las pendientes las bicicletas se caían; y el del occidente fue viable, pero no existía la ley que regulaba el portabicicletas”, recordó Gómez.

“La Ley 1811 despejó el panorama jurídico y estamos adelantando contactos con más empresas de transporte para que sigan el ejemplo de Bellanita y Autobuses El Poblado”, recalcó Bibiana Tobón, subdirectora de Movilidad del Área .

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *