Mal parqueo afecta a residentes de Santa María de los Ángeles

Mal parqueo afecta a residentes de Santa María de los Ángeles

En la calle 16 sur, junto a la Clínica Colsanitas, los carros se estacionan a lo largo de la calle. En algunos casos, la entrada para la 
ambulancia se ve bloqueada por los vehículos parqueados a los lados. Lo mismo ocurre en vías aledañas. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ

A Santa María de los Ángeles ya no solo van a la tradicional misa los domingos. El barrio, ubicado en El Poblado y conocido por su parroquia, se está convirtiendo en un parqueadero público de lunes a sábado.

Con la mitad de la calzada ocupada permanecen la calle 15 y 16 sur, con las carreras 44 y 45, además de la calle 14 sur, entre otras del barrio. En esta zona confluyen edificios residenciales, la escuela de música de El Poblado, la Clínica Colsanitas, el abandonado edificio Mónaco y algunas empresas privadas.

l reiterado llamado a intervenir la situación ha llegado a la Corporación Cívica de El Poblado (Corpoblado) en busca de soluciones. El director ejecutivo de esa corporación, Luis Hernando Mejía, comentó que este problema no es nuevo y que se viene presentando desde que empezaron las construcciones de edificios en el sector.

“Anteriormente eran pocos, pero se convirtió en algo inmanejable [..] hay edificios que están haciendo sin parqueaderos o lugares de trabajo que no tienen celdas, entonces la gente deja el carro ahí y se va a trabajar”, señaló Mejía.

Junto con el mal parqueo, agrega Mejía, se están presentando bloqueos en los edificios residenciales de la zona, a costa de la cantidad de carros que tienen desesperada a la comunidad, que en ocasiones no puede transitar y tampoco ingresar a sus casas.

Recuperar la malla vial

Mario Andrés Ramírez, subsecretario de Seguridad Vial y Control, confirmó que a pesar de la señalización de prohibido parquear que existe en sectores del barrio, los autos siguen frecuentando el lugar, razón por la cual estarán haciendo controles sobre la zona.

“En el barrio se realizaron operativos, como en el resto de la ciudad, en los cuales encontramos unos conductores infringiendo la norma y procedimos con la inmovilización de vehículos y haciendo comparendos”, apuntó Ramírez.

El funcionario recordó la necesidad de respetar las señales de tránsito, especialmente en áreas residenciales como las de este barrio, en el que a pesar de no haber tanta afluencia vehicular, sí hay un número de carros considerable para compartir las vías.

“Invitamos a todos los ciudadanos a recuperar la malla vial, no utilizar las zonas verdes ni los prohibido parquear y respetar los cinco metros antes de la esquina para el parqueo, sobre todo en los sitios de mayor afluencia vehicular”, comentó el subsecretario.

Sin poder entrar a las casas

A punta de papeles en los parabrisas y de notificaciones verbales para evitar el parqueo cerca a los edificios residenciales, habitantes del barrio han intentado, por su cuenta, controlar los espacios que hay alrededor de los inmuebles, para garantizar circulación.

María Marleny Torres, presidenta del Consejo Administrativo de Moliere, edificio ubicado en la calle 14 sur y uno de los más afectados por mal parqueo, aseguró que hasta malos entendidos se han generado por esta iniciativa, ya que “a
la gente no le cae muy bien el hecho de buscar otros lugares para parquear”.

“No sabemos si son visitantes a otros edificios o proveedores de las empresas, pero deberían tener parqueaderos. Yo llevo seis años acá y este ha sido un eterno problema. Hasta camiones y grúas se parquean acá por largo rato”, relató Torres.

Además, dijo, desde hace tres años se intenta manejar la situación por medio de la Secretaría de Movilidad y, aunque los controles se han hecho, la problemática reaparece después de un tiempo.

EL COLOMBIANO pudo corroborar que edificios como Toscano y Camino del Ángel se han visto en la necesidad de poner conos de seguridad vial en las afueras, para que los autos no se parqueen sobre sus entradas.

Se piden acciones

Luis Hernando Mejía, presidente de Corpoblado, instó a las autoridades a tomar más medidas y recordó que la comunidad está dispuesta a trabajar de la mano con la Secretaría de Movilidad, para avanzar en estos temas.

En el mismo sentido, María Marleny Torres señaló la necesidad de intervenir lugares como la calle donde se encuentra el edificio Mónaco (carrera 44), ya que, en parte, son los carros que transportan turistas los que obstaculizan el paso.

Y, asimismo, pidió controlar la esquina de la Clínica Colsanitas, donde es recurrente el parqueo de carros, ya que no hay un parqueadero público cercano.

Por su parte, la Secretaría de Movilidad aseguró que seguirá haciendo controles para garantizar el flujo vehicular.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *