El límite de velocidad en la 80 bajará a 50 kilómetros por hora

Mucho ojo: el límite de velocidad cambiará en la avenida 80 y, si no quiere ganarse un comparendo, tendrá que transitar a 50 kilómetros por hora o menos. La medida comenzará a regir el próximo 22 de noviembre y fue tomada por la Alcaldía de Medellín. La intención, como ya se hizo en la Autopista Norte, es reducir la accidentalidad y prevenir muertes en la vía. De igual manera, no se trata de una medida exenta de críticas.

Quien dio a conocer la decisión fue el secretario de Movilidad de la ciudad, Carlos Mario Mejía. Según el funcionario, la estrategia está enmarcada dentro de Visión Cero, la estrategia que pretende reducir al máximo las muertes en las vías. “Ninguna muerte en la vía es aceptable, ya que todos los incidentes fatales se pueden evitar. Según la Organización Mundial de la Salud, el exceso de velocidad es el mayor factor de riesgo en incidentes viales”, expresó Mejía.

La medida regirá en la 80 entre La Aguacatala y la calle 80. Esta vía conecta al occidente de la ciudad, en donde viven 827.680 personas. Según los cálculos de la Secretaría de Movilidad, cada hora es recorrida por 1.100 carros en el sentido sur-norte. En sentido contrario, son 1.500 los vehículos que la transitan cada hora.

El argumento de la administración es que las altas velocidades impiden frenar y maniobrar a tiempo. Según sus cuentas, los incidentes se han reducido en un 62% desde que la velocidad de la Autopista Norte se bajó a 50 kilómetros por hora, en diciembre de 2020.

Precisamente, la reducción en esa vía se catalogó en su momento como un plan piloto y se dijo que, de funcionar, sería replicada en otras vías importantes de la ciudad.

¿Afectará la movilidad?

Una de las inquietudes ciudadanas sobre el límite de velocidad es si esto afecta los tiempos para ir de un sitio a otro. La Alcaldía ha dicho que esto no sucede, porque la velocidad promedio de la vía se mantiene.

Para que la movilidad sea más fluida, a la ciudad llegarán 50 nuevos agentes de tránsito que reforzarán a la plantilla existente.

Pero en la 80 hay otra preocupación, y es la construcción del metro de la 80. Cuando esta obra comience, en 2022, se tendrá que hacer un plan de manejo de tránsito que ayude a disminuir el impacto de los trabajos. Por ahora, en la avenida se levantan dos intercambios viales, sobre las calles San Juan y Colombia. Estos, como es lógico, han traído problemas de movilidad y son la antesala de lo que pasará cuando se construya el sistema.

Según la alcaldía, este año han muerto 203 personas en las calles de Medellín y más de 24.000 han resultado heridas. La reducción de la velocidad pretende bajar esas cifras.