Pico y placa en Medellín y el Aburrá sería de dos dígitos antes de fin de año

En el Valle de Aburrá hay cerca de 1.700.000 vehículos. Foto: Manuel Saldarriaga.

El pico y placa en el Valle de Aburrá podría sufrir un cambio significativo antes de que termine este año. Así lo reveló el director del Área Metropolitana, Juan David Palacio. Al ser consultado al respecto, el funcionario dijo que ya se establecieron unas mesas de diálogo para evaluar ese cambio, que pretende añadir un dígito más por día. Es decir, cada día se restringiría la salida de dos números.

Es importante resaltar que la medida apenas lleva dos meses aplicándose y, en su momento, fue criticada por algunos alcaldes y expertos en movilidad.

La principal crítica es que solo se contempló la restricción para un dígito al día, en vez de dos, como funcionaba hasta antes de que comenzara la pandemia. En ese sentido se haría la variación: “Existe la voluntad, la intención, de tener un pico y placa de dos dígitos (…) también vamos a evaluar la pertinencia de aplicar dos dígitos para las motocicletas”, dijo Palacio.

Como se supo en su momento, la idea del pico y placa de un solo dígito fue de Medellín. Algunos mandatarios locales, como los de Itagüí, Sabaneta y Envigado se mostraron en desacuerdo con ello, pero al final se impuso lo propuesto por la ciudad principal. En este momento, informó Palacio, con Medellín se harán pruebas piloto y estudios para dar la nueva alternativa. “Esta nueva medida debería estar lista para enero o, si así es necesario, antes de que termine el año”, agregó.

Además del cambio en el número de dígitos, el Área Metropolitana decidirá si continúa o no el pico y placa para los taxis. La idea inicial es fomentar este servicio de transporte, pero serán los propios taxistas los que al final decidan si la restricción se mantiene. “Haremos reuniones con ellos, serán ellos los que tomarán la decisión. No lo hará el Área Metropolitana ni ninguna secretaría de movilidad. Con dos dígitos menos, la gente utilizaría más este medio de transporte”, comentó Palacio.

Otro asunto a evaluar es si la medida se suspende temporalmente en diciembre, como se ha hecho en años anteriores.

El problema de fondo, sin embargo, no se soluciona solo con esta medida, como el mismo Palacio lo ha reconocido. El pico y placa es una restricción que sirve para paliar un asunto mucho más profundo. Por el área metropolitana ruedan cerca de 1.700.500 vehículos cada día. De ellos, 900.000 son motos.

Darío Hidalgo, experto en movilidad, había comentado que el pico y placa, como estaba planteado, era una medida insostenible. “Hay personas con grandes ingresos que prefieren comprar otro vehículo y eso al fin perjudica a quienes tienen ingresos medios o bajos”.